Pastel Italiano de Calabacín.

Por fin de nuevo, hemos vuelto a la normalidad, las vacaciones han llegado a su fin, los niños han vuelto al colegio, y nosotros de nuevo metidos en atascos para llegar al trabajo.
Pero había una rutina que ya echaba de menos y es que llevo mas de un mes sin entrar en la cocina y "por fin, de nuevo a cocinar"

En alguna ocasión os he contado que mi familia es Italiana, y en muchas ocasiones, me da por investigar en esta cocina que me apasiona y que para mi, es una de las mejores, junto con la nuestra, ¡¡por supuesto!! por lo que intentaré compartir muchas mas recetas italianas que me encantan.

Este pastel o lasaña, es vegetal, aunque lleva mucho queso, pero tiene ese aroma 100% de la región del Abruzzo, de la que es mi padre, una de las regiones mas bonitas de Italia.


 Ingredientes:

2 calabacines
1 cebolla grande ó 2 pequeñas
1 kg de tomate
1 diente de ajo
Albahaca fresca
Alcaparras
Aceitunas negras sin hueso
Mozarella di Bufala fresca
100 gr. de queso Provolone
100 gr. de Parmesano 
100 gr. de queso de gratinar.
Sal
Pimienta negra
Aceite.

Lavamos bien los calabacines y sin pelar cortamos longitudinalmente, sacando unas lonchas que nos harán las funciones de placa de lasaña. Las ponemos en una fuente de horno, con sal y pimienta y las metemos en el horno a 200º durante unos 20 min. hasta que se nos queden blanditas y cocinadas.

Preparamos la salsa de tomate, cortamos la cebolla, la rehogamos bien, y añadimos los tomates pelados y troceados, salpimentamos y dejamos que reduzca, añadimos unas hojas de Albahaca fresca unas 7-8 hojas, dejamos que cocinen durante 5 min. mas y trituamos la salsa con una batidora.
A la salsa de tomate triturada, le añadimos alcaparras y aceitunas negras en rodajas, volvemos a cocinar la salsa durante 5 min mas, al final rectificamos de sal y pimienta si fuera necesario. Reservamos.

Preparamos la mozarella y el provolone en rodajas. 

Montamos el pastel:

En una fuente cuadrada, untamos el fondo con un poco de aceite para que no se nos pegue y colocamos las lonchas de calabacín cubriendo el fondo, añadimos la mozarella en rodajas, el provolone y la salsa de tomate con aceitunas y alcaparras, volvemos a repetir la operación añadiendo mas capas, hasta que llenemos el molde, en la última capa añadimos el queso rallado de gratinar.

Introducimos en el horno a 200º durante 10-15 min. pasado este tiempo dejamos reposar un poco el pastel para que atempere, de esta forma será mas fácil cortarlo.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Bizcocho de Naranja y Pasas

Crema de Gambones

Galletas de Avena, naranja y jengibre